22 mayo, 2022

Se necesitan voluntarios en Cáritas

Qué es Cáritas

Todos hemos oído hablar de Cáritas, esa organización con la que la Iglesia Católica concreta el amor al prójimo, especialmente al más necesitado. Nació en Alemania en el siglo XIX, pero hasta después de la II Guerra Mundial no empezó su gran expansión y organización por todo el mundo. En España, Cáritas nace en 1947 y hoy está presente en sus 70 diócesis, en 5.400 parroquias, cuenta con 80.000 voluntarios, y acompaña y asiste a casi 3.000.000 de personas. Además de Cáritas hay muchísimas otras instituciones eclesiales que también ejercen heroicamente la caridad, pero Cáritas es, por así decir, la institución caritativa oficial de la Iglesia y la más grande.

Cáritas tiene en marcha todo tipo de proyectos y, como la Iglesia está en todas partes, Cáritas llega a todas partes. En nuestra ciudad de Madrid, por ejemplo, allí donde hay una parroquia, hay Cáritas, es decir, cualquiera que necesite ayuda puede acercarse a una parroquia y se hará todo lo posible por él.

Y nuestra parroquia no es menos, claro está, y por medio de nuestra «Cáritas parroquial» ayudamos a las familias de nuestro barrio con ayudas puntuales de emergencia (alimentos, ropa, medicinas, gestión de recibos, etc.) y gestionando, con «Cáritas central», ayudas a largo plazo o de mayor calado (formación y búsqueda de empleo, acompañamiento y educación de niños, adolescentes, jóvenes y adultos, acogida y alojamiento de familias, adicciones, albergues y atención a personas sin hogar, etc.). En este enlace tenéis detalles sobre todo lo que hace Cáritas en Madrid.

Nos coordinamos con las 3 parroquias cercanas

Cada «Cáritas parroquial» tiene un territorio de actuación y sólo puede ayudar a las personas dentro de sus límites territoriales. Pero hay muchas cosas que no podemos hacer solos, por eso trabajamos coordinados con las parroquias cercanas. En nuestro caso, trabajamos con las Parroquias de San Jenaro (detrás del C.C.Alcalá Norte), la Concepción de Pueblo Nuevo (la de la plaza de Ciudad Lineal), y Santísimo Cristo de la Esperanza (en el cruce de José del Hierro con Misterios).

Y, al mismo tiempo, esas otras parroquias tienen una realidad social muy diferente a la nuestra. Por ejemplo: nosotros solemos atender a 30 personas al mes, mientras que una de ellas atiende a 300. Por eso no solo tenemos algunos proyectos en común sino que, además, compartimos voluntarios y recursos.

Se necesitan voluntarios

La Parroquia de San Jenaro y la Parroquia de Nuestra Señora de la Concepción de Pueblo Nuevo y Ciudad Lineal, necesitan voluntarios. Atienden a cientos de familias y siempre necesitan voluntarios para la acogida, la gestión de fichas de datos y de ayudas, la organización del banco de alimentos, etc. Los voluntarios ideales para este tipo de trabajo son personas ya jubiladas (o prejubiladas) que puedan dedicar una tarde y algún rato suelto durante el resto de la semana.

Luego, para las cuatro parroquias de la zona, se ha abierto un proyecto común: un «Centro Educacional de Menores (CEM)» en los locales de la Parroquia de san Jenaro. Acaba de empezar y, de momento se hacen pocas cosas, pero la idea es ir consiguiendo rodaje y voluntarios, para aumentar los servicios. Por ahora solo se dedica una tarde (entre 2 y 3 horas) a ayudar a adolescentes en situación de riesgo con sus estudios y ofrecerles un entorno seguro en el que puedan hacer amigos y estar alejados de ciertos peligros de su situación (drogas, malas compañías, bandas, etc.). Aquí se necesitan voluntarios recios, con las ideas claras y capaces de lidiar con chavales de entre 13 y 16 años; los que ahora mismo se están atendiendo no son chicos conflictivos, son muy buenos, pero con situaciones duras y… bueno, que son adolescentes. La tarde del voluntariado suele hacerse primero un rato de ayuda al estudio y, después, otro rato de juego y merienda.

Y, por último, hay un voluntariado más puntual para algunos días en los periodos de vacaciones escolares: Navidad, Semana Santa y Verano. Al atender familias con muchas dificultades económicas, cuando acaba el colegio los niños se quedan un poco desamparados, por eso se ha visto la necesidad de hacer actividades educacionales en el tiempo libre, para que no estén ni solos ni mal acompañados. Se hace en formato de «Colonias Urbanas», son unos días de actividades, juegos y dinámicas de todo tipo y, aquí, los voluntarios ideales son los jóvenes.

¿Cómo me apunto?

Ven a la parroquia cualquier martes entre las 18 y las 19.30h. (que es cuando tenemos «Cáritas parroquial» en marcha) y te daremos toda la información e intentaremos resolver tus dudas. Cáritas no pide requisitos especiales para ser voluntario, pero sí un mínimo de competencia, por eso antes de entrar a trabajar de voluntario primero se ha de acudir a una charla institucional (que últimamente se está haciendo online), luego tener una pequeña entrevista para conocerte y ver en qué área puedes trabajar y, después, ponerse en marcha después de recibir una pequeña formación más concreta si es necesaria.