4 julio, 2022

Nuevo lampadario digital

En la Capilla del Santísimo de la parroquia Cristo Sacerdote tenemos instalado, desde siempre, un lampadario electrónico que, ahora, invitados por la gran caída del uso del dinero en metálico, hemos sustituido por otro con posibilidad de hacer donativos también con tarjeta, móvil o un reloj de esos modernos. Así que ahora seguimos teniendo el lampadario tradicional -con sus velas y su ranura para monedas- y, además, un pequeño módulo para hacer donaciones por contactless: eligiendo una de las cantidades predeterminadas (5, 10, 25 ó 45€) y acercando una tarjeta bancaria o un móvil o un reloj debidamente configurados y activando la función «NFC» (Near-Field Communication: comunicación de campo cercano). En todas las opciones se enciende una vela cada 0.20€.

El significado de la ofrenda económica en la Iglesia tiene múltiples dimensiones (que pueden darse al mismo tiempo): como corresponsabilidad, para sostenimiento, ayuda y colaboración con el edificio y actividad de la comunidad parroquial; como desprendimiento, sacrificio, ofrenda o penitencia por una intención particular (gratitud, petición, etc.); hacer visible, concreta y materialmente, nuestra oración; agradecimiento por servicios o ayudas recibidas de la iglesia, etc. En ningún caso se trata de un pago, cobro, o soborno a un santo (a san Judas Tadeo no hay pagarle para que te escuche) o al cura o la parroquia, y nunca se tiene en cuenta cuánto se entrega sino cómo y por qué (y esto sólo lo sabe Dios). No existe ofrenda pequeña ni grande, sino ofrenda sin más. Ahora bien, la única manera de que funcione el invento este era fijando cantidades, así que la máquina sí que lo mide, pero no se lo tendremos en cuenta.

Esperamos que esta nueva herramienta os ayude y facilite vuestras ofrendas.