Fin de año… litúrgico

      No hay comentarios en Fin de año… litúrgico

Ya se va terminando el «tiempo ordinario» y, con él, el año litúrgico. Como bien sabes, la Iglesia ordena los días para que, a lo largo del año, vayamos recorriendo, en la liturgia, toda la Palabra de Dios. Este domingo 15 de noviembre es el penúltimo domingo del año litúrgico, y el domingo de la semana que viene, el 22 de noviembre, es el último y, por eso, se celebra la Solemnidad de Cristo Rey; y, como habrás deducido, al siguiente domingo (29 de noviembre) es el primero del año litúrgico.

Ordenar el año no tiene más pretensión que el que toda la Iglesia celebre lo mismo en todas partes, lea y rece con las mismas lecturas, y acabe recorriendo toda la Biblia entera. ¿Toda, toda? Bueno, no, en realidad en un año no da tiempo a leer toda la Biblia en misa, por eso se va haciendo a lo largo de tres años litúrgicos, que llamamos Ciclo A, ciclo B, y ciclo C. Y… bueno… en realidad tampoco da tiempo a leerla toda toda en esos 3 años, por eso lo que se hace es seleccionar los textos más importantes y fundamentales, y ordenarlos a lo largo del año.

Por ejemplo, en los domingos del Ciclo A (que es en el que estamos ahora) se va leyendo de corrido el Evangelio según San Mateo, cada domingo un trozo (en el Ciclo B se leerá a Marcos y en el C a Lucas). Pero lo que se va leyendo es, en realidad solo la predicación o vida pública de Jesús, porque los acontecimientos más especiales de su vida se celebran a parte, en fechas concretas, y para esos días, se reserva la lectura de esos pasajes y, también, del Evangelio de Juan (que es como el más litúrgico y solemne). Por ejemplo, la pasión, muerte y la resurrección de Cristo no se lee durante el año sino solo en la Semana Santa; o la encarnación y nacimiento de Jesús no se lee durante el año sino solo en Navidad.

En definitiva, que durante el año se van leyendo los Evangelios y otras partes de la Biblia, siguiendo un orden («Tiempo Ordinario»), y que ese orden se interrumpe cuando llegan las celebraciones de los misterios de la vida del Señor: Adviento/Navidad (Preparación y celebración del Nacimiento e infancia del Señor) y Cuaresma/SemanaSanta/Pascua (Preparación y celebración de la Pasión, Muerte y Resurrección). Tal vez en este dibujo lo veas más claro:

Como ves, todo esto del «año litúrgico» que te parecía tan complicado, en realidad no lo es tanto. Aunque lo podemos complicar aún más, porque hay fiestas que no tienen una fecha fija porque siguen otro tipo de calendario (el lunar en vez de el solar) y, además, faltan por incluir las fiestas de la Virgen y los Santos. Pero eso lo dejamos para otro día.

En realidad todo esto era solo para recordarte que estos próximos días el calendario litúrgico será así:

  • Domingo 15 de noviembre: XXXIII del Tiempo Ordinario (IV Jornada Mundial de los Pobres)
  • Domingo 22 de noviembre: XXXIV del Tiempo Ordinario, Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo (último domingo del Año Litúrgico)
  • Domingo 29 de noviembre: I del Tiempo de Adviento (primer día del Año nuevo litúrgico, comienza la preparación a la Navidad)
  • Domingo 6 de diciembre: II del Tiempo de Adviento (primer día del Año nuevo litúrgico)
  • [Martes 8 de diciembre: Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, patrona de España]
  • Domingo 13 de diciembre: III del Tiempo de Adviento (primer día del Año nuevo litúrgico)
  • Domingo 20 de diciembre: IV del Tiempo de Adviento (primer día del Año nuevo litúrgico)
  • Viernes 25 de diciembre: Solemnidad de la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo.
  • Domingo 27 de diciembre:: Domingo I de Navidad o de la Octava de Navidad (Sagrada Familia de Nazaret: Jesús, María y José)
  • [Viernes 1 de Enero: Solemnidad de Santa María Madre de Dios]
  • Domingo 3 de enero: Domingo II de Navidad
  • [Miércoles 6 de enero: Solemnidad de la Epifanía del Señor]
  • Domingo 10 de enero: Fiesta del Bautismo del Señor (Domingo III del tiempo de Navidad)
  • Lunes 11 de enero: comienza el Tiempo Ordinario, en el Ciclo B, así que los domingos iremos leyendo el evangelio según San Marcos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.