15 agosto, 2022

Encuentro de suscriptores 2022

Todos los que participáis de la vida parroquial ayudáis a su sostenimiento. Todos. Sin excepción. Con vuestra vida de fe, oración, voluntariado, implicación pastoral, apoyo y donaciones, participáis en la Iglesia, formáis parte activa del Cuerpo de Cristo, y sostenéis este pequeño rebaño de la Parroquia Cristo Sacerdote. Muchas gracias.

A todos tenemos mucho que agradeceros. Pero queremos tener un detallito especial con aquellos que ayudáis económicamente a la Parroquia por medio de donativos recurrentes y aprovechar, así, para fomentarlos. ¿Por qué? Porque el donativo recurrente -el que se repite regularmente y, sobre todo, el que se hace por medio del banco de manera automática- es el que mejor nos ayuda a ser autosuficientes, a calcular nuestros gastos, a saber cómo y cuánto dinero podemos utilizar, etc. Tenemos que fomentar este tipo de donativo (aunque sea de sólo 1€), pues no solo nos ayuda a calcular, sino que, además, es el más transparente y seguro.

¿Os imagináis que un empleado no supiera cuánto le van a pagar y que cada mes fuera una sorpresa? Sería un sinvivir, estar en continua tensión, no sabría qué hacer y decidiría no gastar nada o lo mínimo. Pues esto mismo es lo que le pasaría a nuestra parroquia si dependiera del «cestillo» (la ofrenda que se recoge durante las misas dominicales): ¿este domingo alguien dará algo? ¿nos llegará para pagar la luz en agosto, cuando apenas queda gente en Madrid que deje algo en el cestillo? ¿podremos hacer frente esta navidad a las demandas de Cáritas para ayudar a las familias necesitadas del barrio? Y el problema de «vivir del cestillo» es cada vez más grande, pues, poco a poco, vamos hacia una sociedad sin dinero «en metálico»: ya apenas lo llevamos encima, lo tenemos en la tarjeta o en el móvil.

En fin, que a todos los que nos ayudáis con un donativo recurrente en metálico o por medio de suscripción bancaria, os invitamos a un desayuno/aperitivo informativo (queremos contaros qué se hace con vuestros donativos) y de agradecimiento este sábado 18 de junio a las 12h. en los salones parroquiales. Los que donáis exclusivamente por medio del «cestillo» no es que vuestra donación valga menos, en absoluto, de hecho sois también bienvenidos (nadie va a pasar lista ni va a pedir un carnet de suscriptor que ni existe), es solo que queremos aprovechar la ocasión para fomentar y agradecer la suscripción regular y fija.

El sábado 18 de junio a las 12h. nos vemos los donantes recurrentes y allegados.