Ante las nuevas restricciones de aforo

     Seguimos confiándonos plenamente a la Sagrada Providencia en este pequeño caos en que se han convertido nuestras vidas. Como bien sabéis, esta noche cambian de nuevo las “reglas del juego” para toda reunión y acto social. Con paciencia, buen humor, prudencia y responsabilidad, cumpliremos con las nuevas normas y limitaciones que nuestros dirigentes nos proponen. ¡Que la esperanza y el ánimo no decaigan! Es en la pequeñez y la debilidad donde Dios se hace grande y fuerte.

   Ahora debemos reducir aún más el aforo parroquial, que pasa a ser de 1/3 en vez de los 2/3 que se nos permitía. El aforo lo calculamos contando los asientos que hay en los 3 espacios litúrgicos de la parroquia, porque están unidos y se accede por las mismas puertas: la iglesia, la capilla y el coro. No queremos ponernos estrictos calculando los aforos por separado, los contamos como un solo espacio, sobre todo porque aplicamos estrictamente otras medidas complementarias: gel desinfectante a la entrada, puertas abiertas, ventilación para la renovación del aire, mascarilla obligatoria, distancia interpersonal, sitios señalizados, y precauciones sanitarias al dar la comunión. Os pedimos a todos cumplir escrupulosamente con todo.

    Bueno, que si en situación normal cabemos 255 personas en misa, a partir de ahora solo entramos un tercio: 85 personas (hasta nueva orden). Y, de nuevo, aunque duela, os pedimos que los que tengáis una situación delicada por edad o salud, sigáis la misa por televisión o radio, unidos en comunión espiritual.

    Por eso, y como en las pasadas limitaciones, estaremos atentos por si se queda gente fuera de las misas y, en tal caso, añadir una celebración eucarística dominical a las 14.00h. y/o a las 20.45h según sea o no necesario. No olvidéis que, además, tenemos varias iglesias cercanas (conventuales y parroquiales) con misas. En la web misas.org tenéis buscadores muy útiles de horarios y lugares de celebración.

     Respecto a la actividad pastoral de la parroquia, recordad que tenemos todos los grupos parados hasta que mejore la situación. Sólo nos hemos atrevido a hacer actividad con los scouts (porque no la hacen dentro de la parroquia) y con los adolescentes y jóvenes (porque están divididos en grupos pequeños y en diferentes horarios y la ley permite un 40% de ocupación de los salones polivalentes). Con todo lo demás, preferimos ser prudentes y esperar.

    Eso sí, no olvidéis que los sacerdotes seguimos aquí, al pie del cañón para todo lo que podáis necesitar. Primero, y sobre todas las cosas, para cumplir con el centro de nuestra vocación: ser portadores de la Gracia de Dios para vosotros por medio de la celebración de los sacramentos, el acompañamiento espiritual y la oración. Y, segundo, para ayudaros y acompañaros lo que podamos en las necesidades materiales urgentes que podáis tener. No dudéis en venir o en llamar: en la web tenéis los horarios y ya sabéis nuestro teléfono.

+Bendiciones

¡Nada podrá separarnos del amor de Dios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.